Hasta que el mundo crea

Predicando en Colombia un pastor me pidió una foto y luego comentó, “La primera vez que usted estuvo en Colombia yo ni siquiera había nacido”. Debo aclarar que él es un pastor joven y que la primera vez que llegué a Bogotá fue en 1975.
Es cierto que han pasado algunos años pero también es cierto que nos falta mucho por caminar. Resta demasiado trabajo como para detenerse. Mientras avanzo a través de las naciones creo conciencia de la inmensidad de la mies, de la importancia de avanzar y de la influencia de la iglesia en medio de esta sociedad convulsa.

Fue en noviembre de 1973 cuando celebré mi primera campaña evangelística y la pasión ha ido en aumento. Estrellita está preciosa, nuestros hijos nos ayudan y se han sumado tres nietos al equipo. 2013 será mucho mejor que el 1973 porque nuestro Dios no merma y nos lleva de gloria en gloria. Alabo a Dios porque este año tendremos más cruzadas y más adiestramientos para ministros que en casi cualquier año.

Me preguntan ¿cuál es la meta? Y respondo: Hasta que el mundo crea. Así es, no podemos detener el aceite que está fluyendo. Ninguna nación debe quedar fuera de esta bendición. Tenemos en nuestro continente un país con muy poco acceso a la Biblia y los pastores nos hacen saber la necesidad de que la Biblia del Pescador les llegue.

Cien mil Biblias del Pescador para Cuba

Inicialmente nos propusimos llevar 10,000 (diez mil) biblias. Pero luego de un análisis más profundo comprendimos que cuando menos necesitaremos 100,000 (cien mil) para afectar y fortalecer de alguna manera la iglesia del Señor en Cuba. Ese proyecto está en desarrollo y en mayo llegarán las primeras 10,000 Biblias del Pescador a Cuba. Eso es motivo de gran gozo y sé que provocará acciones de gracias en todo el país por miles de hermanos.

Las circunstancias son apropiadas para la llegada de la Biblia del Pescador. El creyente cubano es militante y basta con poner en sus manos una herramienta y de una vez comenzará a utilizarla y a sacarle provecho. La Biblia del Pescador equipará a cada creyente para la evangelización, el discipulado y la consejería.

Estamos en el proceso de adiestrar los adiestradores para que viajen por toda la isla capacitando al pueblo en el manejo de palabra de Dios como instrumento evangelístico. Sé perfectamente que nos estamos moviendo en el tiempo y voluntad de Dios para bendecir a Cuba.

El 2012 lo dedicamos casi en su totalidad a ir por cada país de América reuniendo a los líderes para coordinar los eventos de este año. Todavía nos faltan algunos lugares que estamos tratando de cubrir antes de mayo cuando se inicia el proceso de lanzamiento de la Biblia del Pescador.

Dr. Díaz-Pabón